Que es el Branding y porque es tan importante para tu proyecto. Un post por The Visual Corner Estudio

Qué es el Branding

En el mundo del marketing y el diseño abundan los anglicismos. Quizás por ello, a veces no queda muy claro qué significa exactamente cada término.

Antes de hablar de branding, lo primero que debemos tener claro es qué es una marca.

Definición de marca

Según la Wikipedia una marca (en inglés brand) es una identificación comercial primordial y/o el conjunto de varios identificadores con los que se relaciona y ofrece un producto o servicio en el mercado.

El escritor y empresario Seth Godin define a la marca como “un eufemismo, un atajo para un montón de expectaciones, conexiones visuales a nivel mundial, experiencias y promesas que un producto o servicio hace”.

Yo personalmente prefiero la definición de marca que da Cheryl Swanson, fundadora de Toniq, una agencia de branding. Ella dice que “una marca es un producto con una historia atractiva, que ofrece cualidades quintaesenciales para las que el cliente siente que no hay ningún sustituto en lo absoluto. Las marcas nos cuentan historias sobre nuestro lugar en la cultura, sobre quienes somos y dónde hemos estado. También nos ayudan a descubrir hacia donde vamos”.

Entonces, ¿Qué es el Branding?

En mis palabras el branding es el proceso de creación y desarrollo de tu marca, a nivel visual, auditivo e interactivo. El branding es lo que te hace reconocible y da personalidad a tu marca.  

Tu marca es, por tanto, mucho más que los productos o servicios que comercializas. Y puede ser una marca personal, como el caso de la mayoría de emprendedores, o corporativa.

Branding personal vs Branding corporativo

La gran diferencia entre el branding personal y el corporativo es que en el primero, el centro de la marca suele ser el creador de la misma. En el segundo caso la marca define más un proyecto / empresa en donde por lo general no hay una cara visible de la marca, aunque a una gran empresa se le puedan atribuir cualidades propias de una persona.

Otro diferencia importante es que las marcas corporativas por lo general buscan cumplir con un objetivo comercial o económico, mientras que las personales no siempre es el caso.

Branding personal para Silvia Foz por The Visual Corner

El concepto de branding personal

El concepto de marca personal  (personal branding en inglés) nació como una técnica de mejora profesional y consiste en desarrollar todo un universo de marca alrededor de una persona. Su objetivo principal es elaborar, transmitir y crear una identidad de marca reconocible que te ayude a ganar prestigio social y profesional. Y al igual que las marcas corporativas, conseguir objetivos comerciales en la gran mayoría de los casos.

Silvia Foz (el ejemplo de arriba) en un gran ejemplo de marca personal. Su imagen, su personalidad y su nombre son el corazón de su marca.

Por eso muchas marcas personales toman la decisión de usar el nombre del fundador como nombre comercial. Otro caso español conocido es el de Javi Pastor, que cambió el nombre de su blog: Recetas de Branding, por el suyo propio y así diversificar su campo de influencia.

Un buen ejemplo de Branding personal internacional

Martha Stewart ha creado un gran imperio alrededor de su nombre y marca personal. Su carrera empezo en la cocina, preparando recetas “caseras”. Hoy en día su empresa tiene su propio show, estación de radio online, además de varias publicaciones dedicadas a la decoración del hogar, la organización de fiestas entre otros proyectos para inspirar tu día a día.

Un ejemplo de branding corporativo

Para que te hagas una idea, te pongo el ejemplo de Apple.

Apple ha desarrollado todo su branding alrededor del concepto de la “simplicidad” y por eso, hoy por hoy, su marca es sinónimo de diseño, minimalismo e innovación. Este gran concepto es lo que los distingue de la competencia en un sector tan competitivo como el de los ordenadores y gadgets tecnológicos.

Evolución del branding de Apple

 Las marcas no nacen, se crean

¿Cómo se consigue hacer un branding reconocible?

Estos son algunos de los elementos que debes trabajar para conseguir crear un branding que deje huella:

Concepto: toda buena marca necesita un concepto claro detrás que la ayude a definirse y a posicionarse en su mercado. Este concepto de marca debe ser claro y sencillo. Fijáte en el ejemplo de Apple o en el Coca Cola que por años ha usado los conceptos “disfrutar y compartir” para crear toda su estrategia de marca.

Nombre o naming: El nombre de tu marca es una de las elecciones más difíciles pero más emocionantes de tomar. Su elección debe hacerse con cabeza y sentido común.

Logo: Esta es una de los elementos más visibles de tu marca. Sobre todo si eres un emprendedor o una pequeña empresa. El diseño de tu logo debe estar en sintonía con el concepto de marca. No puedes decir que eres minimalista y luego tener un logotipo recargado.

Diseño de marca y diseño web para Rubirroja por The Visual Corner

Diseño de marca y diseño web para Rubirroja por The Visual Corner

 

Colores: El uso del color como base de tu branding es muy importante. La elección de los colores adecuados hará que tu marca sea reconocible para tus clientes muchas veces sin ver siquiera tu logo. Un buen ejemplo lo tienes con el banco ING Direct que ha sabido usar su color corporativo para destacar dentro de un sector tan formal como la banca.

Tipos: La elección de la tipografía (tipo de letra) adecuado para tu marca puede hacer una diferencia enorme. Una elección de fuentes acertada, junto con el color, mejorará la lectura que hacen de tu marca tus clientes ideales. Yo soy una enamorada de las tipografías y creo que siempre existe la tipografía (o caligrafía) ideal para cada proyecto.

Tono de comunicación: El tono o la voz de tu marca es uno de los elementos de tu branding qué es importante definir con claridad. Como te expresas en tu web, en tus redes sociales, en un email te hacen reconocible y pueden hacer la diferencia. Un buen ejemplo son marcas como Lucia Be o Charuca que tienen una legión de seguidores gracias al tono cercano de sus fundadoras.

Branding personal de la marca Lucía Be

El tono de la marca de LuciaBe es uno de los elementos por los cuales su marca se ha hecho tan popular.

 

Storytelling: Cómo cuentas tu historia influye en tu branding. El storytelling está muy relacionado con el tono de tu marca. Si eres una marca personal deberías considerar ver que puntos de tu personalidad utilizarás en el storytelling de tu branding.

El branding es el hilo conductor de la experiencia que tienen tus clientes con tu marca.

El branding engloba todas aquellas acciones que puedes emprender para desarrollar y gestionar tu marca. Tiene que ser coherente!!

Tu marca debe poder identificarse en todos los sitios y eso se consigue teniendo una pautas claras. Eso el el branding o la identidad de tu marca.

Para comprender la importancia del branding en tu proyecto, es preciso que conozcas el entorno en el que se mueve tu marca.

Brand colors The Wedding Co. by The Visual Corner

Manual de marca, parte del trabajo de Branding para The Wedding Co.

 

¿Por qué hacer branding?

  • Para ser reconocible
  • Para atraer al cliente adecuado
  • Para posicionarte en tu mercado
  • Para diferenciarte de tu competencia
  • Para el cliente conecte y se enamore de tu marca

Crear tu branding te ayudará a gestionar adecuadamente tu marca en un contexto cambiante y complejo como el entorno digital.

Ya no basta con tener un buen producto o servicio.  Las nuevas tecnologías pueden convertirse en tus mejores aliadas para potenciar tu imagen de marca. Eso sí, al mismo tiempo, pueden hacerte vulnerable frente a las críticas de un consumidor insatisfecho.

El branding da un paso más allá y se encarga de conseguir que tus consumidores asocien tu marca a valores y emociones. En definitiva, logra que se instale en sus mentes y se enamoren de ella. Es un trabajo que no se hace de la noche a la mañana, pero es muy efectivo si se hace de forma correcta.

¿Para qué sirve el branding?

Para ti como emprendedora o pequeña empresaria, el branding es la pieza clave que te ayudará a presentar a tu cliente ideal tu propuesta de valor. Es la vía que te permite trasladar la visión que tienes de tu compañía al público.

Tu branding debe ser capaz de provocar emociones e identificarte y este aspecto es precisamente lo que engancha al consumidor actual.

Entonces, ¿para qué te sirve el branding? Vamos a ver los beneficios de incluir una buena estrategia de branding en tu plan de comunicación:

  • El branding distingue y destaca tu marca de la competencia. Frente a la homogeneidad de las marcas, te ayuda a diferenciarte a través de las emociones que proyecta tu negocio. Transmite tus valores. El branding mejora la comprensión de la esencia de tu marca y su razón de ser.
  • Es esencial para el posicionamiento de marca. Estimula la lealtad de tus clientes, logrando que te posiciones de forma más eficiente en la mente de tus consumidores.
  • El branding hace tu marca memorable. Facilita que tu público te reconozca y te recuerde. Además, contribuye a fidelizarlo. Un buen ejemplo local es la marca Fauna y Flora, y sus miles de seguidores en la redes sociales.
  • Te aporta credibilidad y seriedad. Una estrategia sólida de branding transmitirá que tu empresa es seria y fiable.

¿Cómo se construye el branding de tu marca?

El branding o construcción de marca es un proceso que tiene principio, pero no tiene final.

Inicia desde el instante en el que piensas en un concepto para tu proyecto, escoges el nombre para tu marca y continua con el diseño para la imagen corporativa. Pero los pasos para construir un buen branding varían según la marca y su tamaño. No es lo mismo crear un branding corporativo para una multinacional que desarrollar una marca personal.

Lo siguiente, será llevar a cabo las acciones necesarias para lograr el posicionamiento deseado en las distintas plataformas donde interactúa tu marca. Debes considerar tus elementos/plataformas físicas como los medios electrónicos.

Aplicaciones del branding de All Lovely Party por The Visual Corner

Aplicaciones del nuevo branding de All Lovely Party diseñado en el estudio.

¿Dónde puedes aplicar tu branding?

  • En tu web
  • Tu local o tienda física
  • Tu packaging
  • Tus redes sociales
  • Tus fotos
  • Tu material gráfico
  • Tus productos
  • Tu lenguaje
  • Tus eventos
  • Tu identidad corporativa
  • Tu imagen personal

Una vez conseguido, el branding no termina. Es tan importante llegar hasta el objetivo como es mantenerlo.

¿Cómo desarrollar una estrategia de branding exitosa? 

  • Identifica a tu cliente objetivo. Investiga a fondo para conocer a tu audiencia. Quién es, qué le gusta, cómo se comporta, con quién se relaciona y cómo lo hace. Mientras más detalles, mejores tus resultados.
  • Define la personalidad de tu marca. ¿Cómo mostrar al público quién eres? Piensa en las cualidades, atributos y valores que definen tu proyecto y de qué manera puedes transmitirlos. Tu marca será sería, cercana? cuál va a ser el arquetipo de personalidad tu marca?
  • Define las keywords de tu marca. Si tienes clara las 3 palabras clave que definen tu negocio, será más fácil desarrollar una imagen de marca cohesiva que te identifique.
  • Define tu misión y visión. Antes de ponerte en marcha, es preciso conocer a dónde quieres llegar. La visión es tu objetivo, tu destino, mientras que la misión nos marca el camino que tomaremos para alcanzarlo.

 

Re-branding

El rebranding no es más que el proceso de volver a valorar una marca existente y re-diseñarla para adaptarse a los nuevos retos que tiene delante. Puede ser un proceso largo y costoso para marcas muy grandes, pero un rebranding bien hecho puede cambiar muchas cosas en positivo.

En emprendedores y marcas pequeñas suele ser un proceso más ágil. También más habitual de lo que piensas. Sobre todo poque muchas marcas “caseras”, una vez consolidadas en su mercado, deben ofrecer una imagen más profesional y cohesiva.

 

¿Cuando hacer un rebranding?

Hay muchas razones por las cuales te planteas hacer un rebranding de tu marca. Quizá la razón principal es que no estás conectando con tu cliente ideal.

Hacer un rebranding es un buen ejercicio que te ayudará a enfocar tu proyecto y definir mejor tu lugar en tu mercado. Si sientes que tu marca no refleja tu personalidad o no consigues ser reconocible, deberías empezar a preguntarte si necesitas re pensar tu branding.

Un caso de rebranding curioso: La Casa de Windsor

La Casa de Windsor, tal y como la conocemos hoy, es una marca inventada en 1917 por el rey Jorge V, ya que durante la primera guerra mundial, en Inglaterra estaba mal visto ser alemán. El nombre original era Casa de Sajonia-Coburgo-Gotha (en alemán: Sachsen-Coburg und Gotha) y había que jugar bien las cartas para acercar la monarquía al pueblo inglés.

Así que se creó todo un nuevo royal branding que ha dado sus frutos hasta la fecha. La Casa de Windsor es de las pocas marcas que ha sobrevivido casi tal cual se creo, pese a que nació hace ya más de 100 años.  Este ejemplo me gusta porque demuestra que instituciones o marcas que parecen obligadas a permanecer iguales en el tiempo, también pueden cambiar su imagen y ganar mucho con el cambio.

 

Conclusión

Si resumimos qué es el branding en unas pocas líneas pondemos decir que:

  • El branding es algo que se crea.
  • Hay dos grandes tipos de branding: El branding personal y el branding corporativo.
  • Las grandes marcas cuentan buenas historias.
  • La identidad de marca es una parte de tu branding.
  • El branding es un trabajo que tiene un inicio pero que debe continuarse en el tiempo para que sea efectivo.
  • Casi todas las marcas pueden ser reinventadas.

 

Ahora que ya tienes una idea más clara de que es el branding, ¿Te animas a desarrollar un buen branding para tu marca?

Mira algunos ejemplos de diseños de marca con un branding muy definido en mi Pinterest. O los proyectos de identidad que he realizado en el estudio.