¿Por qué contratar una Brand Stylist?

Iniciar un negocio es excitante, pero también vertiginoso. Son muchos los detalles que, como bien sabrás, tienes que considerar. Y en el centro de todo está tu marca. Ella es tu tarjeta de presentación, quien se encarga de transmitir la personalidad, filosofía y valores de tu proyecto al público. La identidad visual de tu marca, por tanto, no puede ser una combinación aleatoria de colores y tipografía. Es casi una ciencia en la que está especializado y por lo cual debes contratar una Brand Stylist.

Pero, ¿Sabes que es una Brand Stylist o estilista de marca? es un profesional del diseño gráfico, estratega y buen conocedor de la psicología del mercado cuya especialidad es la creación y desarrollo de elementos visuales que atraigan a tu cliente ideal.

Contar con una marca profesional es imprescindible para tu empresa para poder competir hoy en día. Las probabilidades de éxito son siempre mayores al delegar tareas en profesionales expertos en la materia. ¿Acaso no acudes a un mecánico cuando tu vehículo presenta fallos? ¿No contactas con tu contable cuando se trata de ajustar números? La misma lógica se aplica a la hora de contratar una Brand Stylist.

5 razones para contratar una Brand Stylist

1.- La marca es la inversión principal de tu negocio

Con tu marca estás difundiendo un mensaje a tu audiencia y también proyectas una imagen positiva de tu negocio. La marca es, por tanto, la inversión mayor de todo negocio, ya que supone el primer contacto que tu empresa tendrá con el cliente.

En un mercado tan saturado y competitivo como es Internet, es fundamental disponer de una marca profesional que te permita diferenciarte y destacar del resto. Da igual que tengas un gran producto o servicio que ofrecer porque si la identidad visual de tu marca no es la adecuada, no conseguirás conectar con tu cliente ideal.

Uno de los errores más extendidos entre los emprendedores es la creencia de que marca y logotipo son lo mismo. El logo es la representación gráfica de la marca, pero esta va mucho más allá.

Es cierto que los elementos gráficos juegan un papel esencial, pero también el branding es estrategia. La labor de un Brand Stylist es lograr que cada componente de la marca sea debidamente seleccionado y diseñado para transmitir un mensaje específico y atraiga a tu público objetivo.

El Brand Stylist, así, te ayuda a crear una imagen pública fiable que enganche a tu audiencia.

3.- El contratar una Brand Stylist te ayudará a conectar con tu cliente ideal

Una Brand Stylist te ayudará a realizar un profundo análisis de tu mercado hasta hallar a tu cliente ideal: quién es, qué edad tiene, qué necesita, dónde compra, etc. Una vez identificado, será más sencillo orientarse a él en función de sus hábitos y sus gustos.

Esta tarea implica también la revisión de tus propios productos y servicios. ¿Realmente atraen a tu cliente ideal? De este modo, una Brand Stylist no solo te ayudará a conocer a tu audiencia, sino también a ti mismo.

Por que contratar una Brand Stylist como The Visual Corner

4.- Un Brand Stylist tambien es un diseñador gráfico

El diseño es tan importante para un emprendedor como para una pyme o una multinacional. No importa cuán grande o pequeño sea tu negocio porque, tarde o temprano, necesitarás la ayuda de un buen diseñador gráfico. La buena noticia es que un Brand Stylist también lo es: conoce mejor que nadie la paleta de colores y fuentes tipográficas y cómo combinarlas para obtener los mejores resultados.

5.- Tendrás más tiempo para tu negocio

Seguro que si pudieras pedir un deseo, elegirías ¡tener tiempo! Precisamente si contratas una Brand Stylist dispondrás de más tiempo para centrarte en la actividad central de tu negocio: tus clientes. Y no solo eso, sino que también trabajarás de manera más eficiente. Todos tus esfuerzos de comunicación y ventas serán mucho más efectivos si cuentas con la imagen adecuada.

Una Brand Stylist no es solo la mejor inversión para tu empresa, sino también una de las mejores “herramientas” con las que puedes contar para crear un vínculo entre tu cliente y tú.

¿Te animas a contratar una Brand Stylist para tu marca? ¡Me animo!