Lecciones aprendidas como autónoma

No regales tu trabajo Nunca, bajo ningún concepto, regales tu trabajo. Ojo, no me refiero a que no colabores en proyectos que consideres que valen la pena. Eso es cosa aparte. Me refiero al hecho de ajustar los precios por «contentar» a tus clientes. En esta temporada...