Cuando trabajas para clientes pequeños y comercios de toda la vida, aprendes a valorar todos los elementos de su imagen de marca para buscar siempre aquellos que potenciar. Muchas veces los clientes creen que el presupuesto es un gran impedimento o el causante de que su marca no destaque en el mercado. Hoy quiero hablar de dos elementos que bien definidos, ayudan mucho a crear una buena imagen de marca sin tener que invertir una fortuna.

Definir el  color de tu marca: Definir tu imagen de marca mediante el color puede ser una buena estrategia. Es interesante que antes de decantarnos por un color y otro, analicemos bien si el color que hemos elegido es representativo del tipo de marca que tenemos. Por ejemplo, los restaurantes de comida rápida suelen identificarse por el uso de colores como el rojo, el amarillo y el naranja (aunque en los últimos años la tendencia es hacia el verde debido a la presión de los gobiernos y asociaciones médicas de algunos países para fomentar hábitos de comida saludable). Los productos de la salud y la banca suelen representarse por el color azul, ya que este color se relaciona con la pureza (higiene) o formalidad según la intensidad del mismo. Aunque no son reglas absolutas, el uso o abuso de un color particular puede ayudar o debilitar la percepción que se tiene de nuestra imagen de marca. Por eso es tan importante pensar bien en la elección que hacemos.Tinta Gris Barcelona

Un buen ejemplo de comercio local (en Barcelona) que ha definido su estrategia de imagen mediante el color es mi cliente Tinta Gris. Desde su logo hasta su local pasando por su sitio Web, respira el color “gris” con el cual han decidió acertadamente identificarse. Un estrategia a bajo coste que les ha ayudado a posicionarse en su mercado.

Imagens tineda Tinta Gris

 

Tu imagen corporativa y logotipo: Muchos comercios de barrios que llevan muchos años abiertos al público no se han parado a pesar el valor que tiene para el mismo su logotipo. No es que tener un buen logotipo automáticamente mejore el posicionamiento de la marca, pero tener un logotipo bien definido es un elemento primordial que no se debe dejar de lado. Un logotipo definido ayuda a que los esfuerzos que realizamos para hacernos “notar” no caigan en saco roto. Por ejemplo: si tenemos un toldo en nuestra tienda, bolsas de plástico o de papel, tarjetas comerciales, facturas, sellos y cada uno lleva un logotipo distinto (distintos colores, distinta tipografía) solo son simples elementos más del negocio. En cambio si trabajamos todos esos elementos con una imagen común, de manera subconsciente iremos fijando nuestra identidad corporativa en la mente de nuestros clientes y facilitáremos que nuestra marca sea cada día más reconocible.

Proyectos de diseño por The Visual Corner